Mostrando todos los resultados (5)

Aunque la gama de productos vinícolas ha aumentado en los últimos años, las normas del vino están establecidas desde hace décadas. Son muy pocas las nuevas propuestas que pueden hacerse un hueco en un mercado donde tintos, rosados, blancos y cavas tienen sus estrictos usos y métodos de consumo. Cuando queremos acompañar una comida con vino, sabemos perfectamente qué tipo de vino debemos usar y, si somos verdaderos amantes de la enología, tendremos una selección de cepas variadas según nuestro paladar y el evento en el que estemos disfrutando de la botella.

Revolución entre los vinos

El vino azul, que recibe esta coloración gracias a las antocianinas, es un producto innovador que aporta frescura al mundo de la vinicultura. Esta nueva combinación de colores y sabor ha traído al mundo del vino de cabeza en los últimos años. Sus sabores afrutados y su característica tonalidad genera debates en las comunidades de catadores y amantes del buen vino.

Más allá de discusiones, esta variante de vino está cada día más establecida en el mercado y encuentra miles de amantes por todo el territorio español. Pero la pregunta que nos hacemos es la siguiente. ¿Estamos los consumidores de vino azul utilizándolo correctamente? Descubre cómo acompañar esta especialidad vinícola y triunfa en tus reuniones de amigos.

Para acompañarlo con marisco o pasta

El vino azul está pensado para acompañar los mejores mariscos y pescados. Puedes maridar cualquier plato que incluya mejillones, langostinos, cigalas, almejas o bogavantes. No nos quedaremos ahí, ya que también triunfarás si preparas un copioso plato de pasta. Elijas ‘farfalle’, ‘fusilli’, ‘tagliatelle’ o ‘ravioli’ estarás siempre en el camino correcto.

Nuestra recomendación es apostar por cualquier tipo de pasta fresca rellena, por ejemplo, de foie. La última recomendación que hacemos para esta botella es el arroz. Descubrirás su potencial cuando acompañes una buena paella de marisco.

Vino azul bueno para la salud

No olvides tampoco lo que una buena botella de vino azul puede aportar a tu salud. Los beneficios de este vino provienen de las antocianinas. Estos pigmentos tienen propiedades antioxidantes, por tanto, previenen el envejecimiento de la piel y la oxidación celular. A estos factores antienvejecimiento hay que añadir los clásicos beneficios del vino como su ayuda a quemar la grasa, mantener los dientes sanos y mejorar la agilidad mental.